Encofrados de acero y de madera: conoce sus usos y diferencias

  • por
estructuras y encofrados en malaga

Desde hace muchos años los encofrados de acero y de madera pese a sus diferencias, han sido los elementos auxiliares destinados al modelo in situ de morteros y hormigones. La misión que cumplen estas estructuras recae en soportar y contener el hormigón fresco hasta su correcto endurecimiento. Todo esto sin que dicha estructura presente deformaciones, generando así la forma deseada sin mayor complicación.

Por otra parte, este tipo de encofrados también se dan lugar en el taller, puesto que son moldes o estructuras temporales que se pueden reutilizar, se montan y desmontan de forma repetitiva en diversas obras.

Pueden ser de acero o de madera prohibiendo de forma rotunda el uso del aluminio o plástico.  Y de forma general se podría decir que son completamente recuperables, aunque en algunos casos queden sus partes adheridas al hormigón. Para que un tipo de acero o madera funcione para esta labor, deberá contar con ciertas características como, limpios, rígidos y resistentes. Además, deben mostrar funcionalidad, economía y seguridad.

Hoy en día las empresas de estructuras y encofrados en Málaga manejan todos los tipos de encofrados posibles, que detallamos a continuación:

Encofrados de acero

Los encofrados de acero se presentan comúnmente como encofrados modulares, en donde el molde se recrea para formar el acostumbrado hormigón. En este caso nos encontramos con una forma permanente o temporal en donde su usabilidad se extienda para el tapial antes de fraguar.

Es decir, los encofrados de este tipo pueden ser horizontales o verticales siendo sumamente útiles e imprescindibles para diversos tipos de construcción. Su precio, estabilidad y soporte podrían ser una de sus características distintivas, sin olvidar el ahorro de tiempo puesto que el molde solo debe adaptarse a la estructura.

Usos del encofrado de acero

El uso del encofrado de acero es infinito ya que se adapta a cualquier forma y para mantener su hermeticidad solo deben unirse las partes mediante pasadores, varillas, roscas o chavetas. Por otra parte, su desmolde es perfecto, así que su usabilidad es amplia y diversa

Encofrados de madera

Los encofrados de madera son moldes en los que se realiza el vaciado in situ que mencionamos anteriormente, el hormigón en masa entra en ellos hasta que el mismo se seque. Además, el encofrado da forma al hormigón y soporta el empuje que ejerce el mismo mientras está fresco.

Por otra parte, los materiales más habituales para crear encofrados de madera recaen en la madera aserrada, en rollo y los tableros de madera. El primer tipo se usa fundamentalmente en tres formatos, tablón, tabloncillo y tabla. En el caso de la madera en rollo se trata de piezas pequeñas descortezadas y desarmadas, aunque ahora no soy tan populares.

Finalmente, los tableros de madera más populares para encofrar se basan en los contrachapados y tricapa, ya que brinda la resistencia y ligereza que esta estructura amerita.

Usos del encofrado de madera

El encofrado de madera se emplea para crear diversos tipos de estructuras tales como las horizontales compuestas por losas y forjados, verticales como pilares y muros rectos o curvos. Para continuar con su usabilidad es necesario mencionar las estructuras inclinadas como muros y taludes, mientras que también se encuentran los encofrados curvos compuesto por bóvedas, cúpulas y paraboloides.

Principales diferencias entre el encofrado de acero y el de madera

Aunque ambos tipos de encofrado cumplen su función es necesario destacar que la madera es mucho más endeble si se le compara con el acero. Además, la adhesión que presenta la madera la mayor parte del tiempo debe ser tratada y aun así sus estructuras suelen romperse. En cambio, el acero no cede ante la separación y es mucho más estable, robusto y resistente.

Aun así, para obtener una buena decisión será necesario tomar en cuenta la opinión de un técnico especializado, de esta manera no solo tendrás garantía de los materiales sino de la fabricación en sí misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *